jueves, 25 de septiembre de 2014

!EL TELÉFONO! (II)

Ya os hablaba  hace mucho del tema, pero no mucho sobre el mismo.
En la entrada anterior, !EL TELÉFONO!, me quedé corta. 



A este aparato hay que dedicarle mucho, pero que mucho más.
No decidme que no es así, cuando está tan instalado en nuestras vidas que es como un miembro más de la familia, y en algunas  hay varios (= a varios miembros más).
He de decir que cuando hablo de móviles me refiero a todo aparato tecnológico de comunicación (sea oral, escrita -legible- o en "jeroglíficosemoticosociales").

Pues eso, que el teléfono le ha quitado tiempo, espacio, dinero y relaciones a muchas otras cosas, y a mucha gente. 

Por ejemplo, (y sólo refiriéndome a leer, contrario a lo que hacíamos con el teléfono) cuando uno visitaba el baño para sentarse en el váter siempre leía la composición del gel de baño o del champú, aunque se la supiese casi al dedillo. !Menuda fiesta era cuando a casa llegaba otra marca de cualquiera de las cosas! La demanda de lectura aumentaba por unos días entre los miembros de la familia. !Chasco si al final era la misma composición! Aunque creo, que de esto último casi no nos enterábamos.

Ahora el móvil ha reemplazado al gel y al champú. Seguimos leyendo pero sin tanta intensidad, de una manera superficial, porque creemos que así leemos más. !Qué gran mentira!
La verdad es que no leemos más. 
Antes, las etiquetas de nuestros productos de higiene personal del baño, entre números y palabras complicadas, hacían que leyésemos con atención. Los fabricantes se dieron cuenta de nuestra afición y empezaron a hacer etiquetas más largas en contenido, algo que también ha pasado en la ropa, donde las etiquetas necesitan un buen rato para ser leídas, y no así a lo ligero.
Lo tonto ha sido que mientras lo que conocíamos cambiaba a mejor para satisfacernos, nosotros vamos y le damos la espalda, cambiándolo por la lectura fugaz y sin alma del móvil. 

A todo esto, os habréis dado cuenta de que sólo hablo de leer. Cuando vaya a hablar de otras utilidades que le damos a la tecnología en nuestros baños, espero que hayáis leído con interés la entrada anterior !EL TELÉFONO!, y por supuesto la que ahora os estáis acabando.
Si es que el móvil da para mucho. Faltaría hablar de modelos, sonidos, conversaciones públicas....y la manera o lugar de llevarlos. En este último sentido, lo que está claro es que el móvil debe estar siempre a la mano....aunque os dejo otra posibilidad. 

.....
...
.
.
.
.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Borregos con teléfonos...

Dolores Serrano Cueto (Lola) dijo...

Eso..

ñOCO Le bOLO dijo...


Cierto pero con el Tam-Tam no podía leer nada al tener las manos ocupadas.
El efecto corrosivo del teléfono es el culpable de que haya desmantelado la biblioteca que tenía en el baño.

· DRMFSLSñ

· CR · & · LMA ·