sábado, 25 de octubre de 2008

¿últimas preguntas?

Atención!! Para entender algo mejor esta entrada deberías leer primero la anterior.

.

Si. Por las calles se les ve correr con sus instrumentos a cuestas, a veces más grandes que ellos y son algunos padres los que lo transportan.

También hay muchos carteles de instrumentos en venta. Son de los que no han querido seguir.
En este momento siempre me acuerdo de que mis padres hicieron un gran esfuerzo económico para poder comprarme el piano. También muchos otros padres. Y el caso es que cada vez conozco más niños estudiando música.

Es entonces cuando no puedo dejar de preguntarme:

¿Es una "moda"?
.

Los que pasan de modas y siguen con sus estudios encontraran profesores como mi maestra que les ayudaran a no perderse...en cambio también podrán encontrarse con los que le intentaran frenar, sea por no ser verdaderos profesionales, sea por no saber transmitir, sea...

En este sentido hay algo que escucho a menudo: las clases deberían ser más divertidas. ¿?

Pero...¿por qué?...son clases de música. Y los profesores tendrán que estar preparados para ello.
.
En fin...siempre he tenido mis dudas...cuando era estudiante y ahora... que sigo estudiando.
En Saltando a la comba ya me preguntaba otras más difíciles como:

¿se puede enseñar música?
.

Estudiar música era lo que he estado haciendo y...sigo en ello. Pero para seguir en mi empeño debía diferenciar entre la enseñanza músico-oficial que recibía y la enseñanza que me proporcionaba el exterior: libros, discos, amigos músicos, y sobre todo mis ganas de saber...

La educación musical ha cambiado para mejor (en algunos aspectos)....pero aún así sigue siendo bastante parecida a entonces.

Se siguen necesitando profesores que amen su trabajo y la música, y eso es lo que transmitirán.

.
A mi entender, la edad de ingreso en un conservatorio es idónea. Con esta edad saben leer, escribir, realizar operaciones... aunque quizás no sepan si quieren tocar un instrumento, aprender a leer música, a cantar. A medida que avanza el curso son muchos los que acaban pensando que la música es un rollo difícil de digerir...otros pocos terminan descubriendo que la música debe ser algo más...y unos cuantos practican, estudian y vuelven a practicar.
En el cole por la mañana, y en el conservatorio algunas tardes, las demás a "practudiar".
¿y cuándo juegan?

Es todo lo comentado y todo lo que en mis días observo lo que me lleva a reafirmarme en mi convicción de que estos estudios deben estar incluidos en la educación obligatoria. El niño aprendería música de una forma natural, como las demás áreas. Aunque no solo la música, sino el teatro y la danza. Y todas deberían ser divertidas ¿no? incluso las mates.

El niño-preadolescente podrá después -porqué lo ha conocido- decidir si quiere dedicarse a la música profesional, o a la danza igual que puede elegir ser pintor, matemático o literato. Desde luego tendríamos una sociedad mucho más sensible (como mínimo)

Las tardes han de ser para el juego, las relaciones sociales, las familiares...


Termino aquí aunque el tema da para mucho más.


Os recuerdo las preguntas:


-¿Es esta la edad idónea para
entrar a estudiar música?
-¿por qué insistir en llevarlos?
-¿Es una "moda"?
-¿deben se divertidas las clases de música?
-¿se puede enseñar música?

Pregunta añadida:

¿dejamos a los niños comportarse como niños?


*gracias a Doña Moncha y a mis padres. A Pepe Rios, a Julia García y a David del Puerto. A Ramón, a Sergio y en especial a Pedro (una estrella). Mi música sin ellos no sonaría igual.

12 comentarios:

anamorgana dijo...

Desgraciadamente creo que es una moda.Los niños son niños y quieren jugar es normal que quieran jugar.
La vida sin música sería muy, muy triste. Saludos
anamorgana

Ñoco Le Bolo dijo...

He pinchado... ergo comento...

Los niños siempre son niños. No importa si les dejamos o no serlo.
Lo que varía es el concepto y sus necesidades.
Un procesos adaptativo hará que siempre lo sean... incluso, algunos, hasta en plena madurez, siguen siéndolo.

¿se puede enseñar...?
Claro. Todo se puede enseñar. Inclusos todo se puede aprender, con las limitaciones propias de las capacidades individuales.

¿la música? Claro. Si no llegas al dominio de un instrumento, al menos llegas y sobrepasas lo que sea con el disfrutes de los sentidos. Prueba con una lata de sardinas vacía y verás todas las sonoridas encerradas (de las que no han disfrutado las sardinas)

Hala. Me voy a tocar un poco la botella de anís sas cadenas....

Un besito.

mia dijo...

eres luminosa cuando explicas

El ninio se enriquece

espiritualmente con la música,

asegurando la infancia,

garantizamos futuros


Besos,llego jueves

lola... dijo...

Hola Anamorgana: la verdad es que no puede haber vida sin música...los sonidos siempre estan ahí, y ellos son música.
Un beso


Hola Ñoco: Lo peor es cuando un profe te dice que esa lata no sirve para hacer sonidos musicales...como cuando un niño hace un dibujo y se le dice !no, las nubes no son rosas!
Le cortamos las alas de la imaginación y esto en el aspecto creativo. En los demás aspectos siempre me acordaré de la canción de Serrat ..."niño deja ya de joder con la pelota"
Tu dices que los niños niños son. Claro pero se les reprime, se les priva, se les intenta amoldar. Y en cuanto a los juegos: mejor que esten con las maquinitas que peloteando en las plazas (que por cierto están llenas con las terrazas de los bares)
No, no creo que los adultos dejemos que los niños crezcan como tal.
De la música ya contestaré en mi próxima entrada, cuando yo misma me responda.
Otro beso para ti

Abrazos

lola... dijo...

Hola Mía: ¿llegas el jueves? espero que todo lo que te traigas en tu interior sea bueno y bonito.
Yo creo que con la música se crece mucho mejor, al menos por dentro.

Un beso amiga, y hasta pronto

Olga S.Isidro dijo...

¿Es una moda? yo creo que actualmente los padres, al no tener el debido tiempo para atenderles, es una forma como otra cualquiera de dejarlos al cuidado, en este caso, de los profesores, he intento no generalizar, pero no puedo.
Yo no estudie música porque en aquellos momentos me decante por otras cosas, pero si recuerdo que en el instituto teníamos un magistral violinista, pero un pésimo educador,
quizás hoy con el tiempo lo veo de otra manera, pero entonces…
Actualmente, debido a miles de diferentes cuestiones, los niños siguen siendo niños, pero queremos que actúen y se comporten como adultos, y eso esta acabando con la niñez, e incluso con la primera juventud.
Besos.

Yeli dijo...

Yo tuve muy mala experiencia con la música porque mi madre me obligó (cuando digo obligó es obligó con letras mayúsculas) a tomar clases de piano cuando tenía 11 años. Yo nunca pedí tocar piano ni nada por el estilo. Todo comenzó con la gran idea de mi madre de regalarme para mi cumpleaños un piano. Cuando llegué a la casa ese día con la euforia de cual sería mi regalo, me llevé la gran sorpresa de encontrar un piano y lo odié desde el primer momento hasta el último. Estuve esclavizada por 3 años en clases semanales y repasos diarios, además de clases de solfeo. Me encanta la música, me encanta bailar, mi hijo mayor toca muy bien varios instrumentos (sin clases) pero el piano fue agónico para mi niñez.
Ahora veo las cosas diferentes y creo que la forma en que me introdujeron a las clases de piano fue lo equivocado y no el piano en sí mismo, pero ya no hay remedio! Y fui bien irrespetuosa con un maestro que tuve que no duró mucho conmigo, que verguenza-acabao de recordar esto!
Lo siento, esa es mi historia!
La edad no es tan importante como la vocación, las inclinaciones a la música y el deseo explícito del niño o joven en desear aprender.
Un abrazo
Yeli

lola... dijo...

Yo también pienso un poco como Olga. !y que daño hacen esos pésimos educadores! sean de la especialidad que sean.
Un beso Olga

Hola Yeli !qué de tiempo! No sabes lo que lamento tu experiencia. He conocido mucha gente con similares inicios y !es una pena! Algunos consiguen seguir y hasta hacerse profesionales pero !han vivido la música!
Un abrazo Yeli y hasta pronto

Una ET en Euskadi dijo...

Hola Lola:
Me encantaron estas dos entradas y las seguí con gusto. Solo decirte que me sorprendió que en los colegios no se dieran clases de música ni en preescolar tampoco se de educ fisica. No es que las profesoras de música que tuve en los colegios en los que trabajé antes de venir fueran la bomba, ese es un riesgo, como decís, que existe también en los conservatorios pero al menos todos leen un poco de música, tocan la flauta (que es el instrumento que se pide en los coles) y no se matan en la casa practicando. Al que no le gusta musica algo termina sabiendo de todas formas.
Pero esto de iniciarlos en una carrera desde pequeño....no me suena bien, lo más probable es que terminen odiandolo debida a la presión

Bueno, encantada de volver a leerte y también a tu'mano (me morí de risa con el video)
Hasta lueguín

lola... dijo...

Hola Et!!! qué me gusta leerte por aquí!.
Creo que no entendiste (o yo me explique mal). Si que hay música en los colegios -bueno en algunos no-. El problema es que no en todos se "enseña música", dependiendo muymucho del profesorado. De todas maneras contestaré en mi próxima entrada a todas las preguntas y así explicarme mejor.

!Venga ya! ¿qué has visto a Pútrido en video? !yo no! Ahora lo busco.

Un besote

Artifex dijo...

El tema, como bien dices, da para mucho, pero por algo hay que empezar:
Lo ideal sería, a mi parecer, que el aprendizaje de la música comenzara desde el primer día de vida, exactamente igual que ocurre con otras "disciplinas" como el lenguaje hablado, gestual...
Lo he llamado "aprendizaje" y no "estudio" porque la música se debe "aprender" de la misma manera que se aprende el lenguaje oral: teniendo contacto continuo con ella. (¡¡Y jugando!!)Sería ideal que todos los padres llenaran los cuartos de sus hijos de "cachivaches sonoros" y de instrumentos, que los tocadiscos no dejaran de girar,que los miembros de la familia se mostraran ansiosos por cantarles nuevas canciones... Luego, en el colegio, nos encontraríamos con una situación bastante distinta a la actual, empezaríamos a ampliar esos conocimientos, a tocar en grupo, a escuchar todo aquello que no conocen...
Y lo ideal sería que adaptaramos el estudio profesional de la música a cada caso. A cada personalidad. Algunas personalidades responden muy bien a un estudio profesional temprano. Eso sí,asegurandonos de:
¡que la música mejore la vida del niño, no que la consuma!
La televisión, la radio, el cine, la sociedad al completo debería dar la importancia que la música merece.
Ahora, volviendo a la realidad. ¿Se puede hablar de educación musical en la familia teniendo en cuenta que muchos alumnos ni siquieran ven a sus padres durante la semana?
Disculpas por la extensión del comentario.

lola... dijo...

Artifex no te cortes y escribes lo que y cuanto quieras !total después lo he de moderar! (es broma)
No sabes lo que te agradezco un comentario así. Estoy contigo.
Un abrazo

jeje !veo que me sigues!