viernes, 18 de junio de 2010

Basado en hechos reales

Esta es una historia basada en unos hechos reales.
Hechos acaecidos a finales de los 70.
En Cádiz.
A mí.

He estado acordándome en estos días de todo aquello y he querido compartirlo con vosotros, para ver si alivio esta gran carga que llevo desde hace tanto.

Era una tarde de invierno de una día laborable...solo recuerdo eso. El lugar, si lo recuerdo: oscuro, algo tétrico y con un fuerte olor a humedad (claro que entonces yo no sabía que ese olor era a humedad). También me acuerdo del profesor del que como detalle os diré que tiraba los lápices al suelo para vernos las pieeeernas....!!guaaaarro!!...mejor olvidarlo.

Allí estábamos en ese lugar, mi hermana y yo, aprendiendo a escribir a máquina, en una de esas antiguas con el teclado durísimo...creo que una Remington o parecida.
Ese día en concreto, el día de los hechos, me tocaba escribir una carta personal dirigida a no recuerdo quién...

Ahora mismo, poniéndome nuevamente a prueba desde las pulsaciones, voy a intentar redactar dicha carta sacando de mi memoria todo aquello. Era una carta inquietante, basada en unos hechos también reales que habían ocurrido en 1930, los cuales intentaré relatar lo más fielmente según mis recuerdos:

La carta la firmaba el señor A y, como comenté arriba, no recuerdo a quién estaba dirigida.
Empezaba más o menos así:

Estimado "tal":
Necesito urgente ayuda. No sé cómo seguir viviendo con
estas terribles dudas que me están martirizando. Le contaré:

Mi padre, al que llamaré desde ahora Sr. V., quedó viudo hace
muchos años ya. Hace unos diez conoció a una Sra y contrajo
matrimonio. A esta Sra, la llamaré Sra. B.

Hasta aquí todo puede parecerle normal pero la cosa no es
tan simple.

Hace unos tres años conocí a la que hoy es mi esposa, la Sra. V.
Una señora que hace mucho también quedó viuda.
En nuestra boda pude conocer a su familia, ya que por razones
de trabajo, viajes y otros menesteres, nunca había podido. Tampoco
pude asistir a la boda de mi padre, por estar de viaje entonces.

Fue una boda preciosa, deseada y con un final horripilante.
Me llevé una terrible sorpresa cuando llegó el momento de
conocer a la familia de mi esposa.

!!Mi esposa es la madre de la Sra. B.!!

!!Mi esposa es la consuegra de mi padre!!

¿Comprende usted lo qué significa esto?
¿Comprende usted mi desdicha?
!!No sé quién soy!!
Mi padre, está casado con mi !hijastra! que a la vez es mi !hermanastra!
pero que por ser mi madrastra yo me convierto también en su hijastro...!!
¿Y qué me dice usted del papel de mi señora?
¿Y el de mi padre?
!Tengo un consuegro que es mi padre!
Todo esto lo he podido llevar con algo de paciencia y mucha resignación.

El problema se ha agravado cuando hemos conocido la noticia de que
"mis padres"
van a tener un bebé justo cuando nosotros estamos
en el hospital a punto de ser padres!!!!


¿Quién será mi hijo? !Mi hijastro!
¿Quién será mi nuevo hermano? !Mi nieto!
¿Quién seré yo? !...un extracto...!

!Mi esposa será la abuela de mi hermano!

!No puedo pensar más!

!Necesito su ayuda urgente, no sé cómo seguir viviendo sin identidad alguna!

Cordialmente
Sr. B.
.

Bueno...hasta aquí os puedo contar...no recuerdo más detalle. Y mi gran duda seguirá siendo la misma ¿a quién estaría dirigida esa carta?
.

10 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

La filiación y el parentesco es una de las disciplinas más áridas que conozco y mi espíritu no es lo suficientemente sutil para desentrañar sus enredadas certidumbres. No podrá ayudarte este doctorcito.

Lola... dijo...

jjj...acabo de descubrir este interesante enlace para "niños aburiidos" en el divertido blog de El huevo de chocolate...
http://acertijos.elhuevodechocolate.com/de13a99/acertijo7.htm

!!y viene ¿Quién soy yo?....jjj...!!pero yo no lo sabía!!...la verdad es que me ha sorprendido gratamente saber que sigue circulando este horrible suceso...jjj...

Lola... dijo...

vaya...Dr...una pena que no pueda ayudarme, tenía cierta confianza en que usted si hubiese podido...otra vez será
Un besote

Lola... dijo...

"niños aburiidos nooooo!"
Niños aburridos...siiii

Auxi González dijo...

Francamente, Lola, no era mucho más escalofriante aquello de

gfdsa hjklñ gfdsa hjklñ
gfdsa hjklñ gfdsa hjklñ
gfdsa hjklñ gfdsa hjklñ
gfdsa hjklñ gfdsa hjklñ

¡Qué ejercicios tan terribles! ¡Aún me dan escalofríos recordarlos!

;)

TORO SALVAJE dijo...

Al director del manicomio.

Besos.

Silvia dijo...

...a su psicoanalista , a su amigo o al juez luego de quién sabe qué haya pasado luego de redactar esa carta... ! jaja...

cariños !

Lola... dijo...

jjj Auxi, veo que tu también has pasado tu etapa de "dedoarribadedoabajo...". A mi no me daban escalofríos estos ejercicios, al menos no me dejaban con terribles dudas jjjjj...
Besotes

Toro...¿no era una dictora...? si, esa que se reía por los pasillos mientras los locos leían en su cuarto...no sé...me he despistado!!!
en todo caso puede que tengas razón, o tal vez la tiene Silvia... que ya que menciona al juez me surge otra duda:¿qué pasaría el día de cobrar una herencia...?

Un besote grande a los dos, uno para cada uno

Silvia dijo...

La carta estaría dirigida a su abogado ?
Cariños !

Ñoco Le Bolo dijo...


Para entender ese galimatías necesitaría un plano guía de relaciones familiares. Todavía no he pasado de padres, hijos, hermanos...
¿Y si la carta se la estuviera dirigiendo a si mismo? Podría ahorrar el sello... y el sobre.

Fus Miresoleados

CR & LMA
________________________________