sábado, 1 de noviembre de 2008

Respuesta a todas mis preguntas

Repuestas a “los niños y la música…preguntas” y “últimas preguntas”

No creo que los 8 años sea la edad para que los niños empiecen a estudiar música en los conservatorios. Aunque estos sean elementales.

Estoy convencida de la necesidad de una reforma en la educación general donde estos estudios se incluyan.

Desde pequeñitos van empezando a tocar, moverse, balbucear, algo que los educadores de infantil saben muy bien aprovechar. Esta es la etapa escolar donde más cantan. Sin embargo también podrían tocar instrumentos -de percusión- principalmente.
En el primer ciclo de primaria estarían preparados para iniciarse con los instrumentos de viento, para posteriormente incorporar la cuerda.
En cuanto al piano, desde los 4 años ya podrían iniciarse.
Llegados el momento de entrar a secundaria los alumnos ya pueden optar por la especialidad de música, realizándose estos estudios en el conservatorio. A esta edad ya se sabe si gusta suficientemente la música como para llevarse varias horas practicando además de saber que instrumento se quiere tocar.

En este aprendizaje el niño va descubriendo la música igual que el lenguaje oral, el escrito, las matemáticas, la plástica....y llegada cierta edad habrá sacado de dentro todas las cualidades que le pueden llevar a ser músico, escritor, científico o bombero si se quiere.

Los conservatorios estarían para los estudios semi-profesionales, profesionales y de perfeccionamiento. El alumnado del centro estará allí por libre elección (no forzado como ocurre en algunas situaciones) y esto ayudará indudablemente a mejorar la calidad de la enseñanza, tanto para los profesores como para los alumnos.

Dado que esto es solo una reforma –mental- y las cosas son…de otra manera os diré que:
Si el niño muestra cualquier síntoma de rechazo a estos estudios, sean en conservatorios, escuelas municipales o privadas, no es nada aconsejable insistir y forzarlos. Ese rechazo no va a cambiar aunque sigan asistiendo a clases y practicando el instrumento. Probablemente irá a más. Y no creo que sea necesario hacerlos sufrir.

Pienso que hay cierta tendencia –contagiosa- a matricular a los hijos en estos estudios. Aunque teniendo en cuenta que este es el sistema que nos toca y que recibir clases particulares o privadas no todos pueden, esta es la única opción. No obstante, insisto en lo negativo de “obligar” a los niños a estudiar música.

En cuanto a que si las clases deben ser divertidas…pues claro. Pero igual con las mates, lengua, cono y demás, todo debería ser divertido. Lograr que los niños aprendan (extraer todo su potencial) lo conseguiremos con clases más amenas. Y como anteriormente comenté, los niños que están allí en período de transición –si me gusta, no me gusta- quizás encuentren la respuesta si en estas clases reciben el estímulo necesario.

Estoy convencida de que no dejamos que los niños sean como son. Esto lo traslado a todos los ámbitos de la sociedad.
Creo que lo acomodamos casi todo a nuestra vida, “adultorando” la de los pequeños y no reparando en sus verdaderas necesidades. No debemos dejar que esto ocurra.

La música debería ESTAR desde que se nace. En las casas, en los colegios, en las calles.
Yo recuerdo mi infancia muy sonora y movida. Canciones en el recreo, en la clase, en los juegos de la calle, los instrumentos caseros de la navidad, a mi madre siempre cantando…y los conciertos en la televisión.
Esto lo hemos perdido o estamos a punto de perderlo del todo.

Cantar y bailar, manifestaciones tan primitivas y al alcance de casi todos…me parece triste que algunos niños esto lo descubran por primera vez en las escuelas musicales. ¡Tanto tiempo sin contacto sonoro!

Todo lo aquí escrito es mi opinión como madre, aunque no puedo evitar involucrarme como profesora, y creo que mi forma de entender la música también queda reflejada.
He intentado ser breve para no daros mucho que leer, pero este tema da para muuuucho.

Enlaces:

Desde aquí todo mi apoyo a aquellos profesores de música que sabéis hacerlo. Yo por mi parte seguiré intentando transmitir aquello que siento cuando el sonido y el movimiento se ponen a trabajar.

.

**no cortaros y comentad "argo"

10 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

Pra mí, la enseñanza de música debería empezar desde nuestros primeros días. Porque en ella están todas las materias; dicen que las mates son importantes y sí, es así y la empleamos siempre hasta en las cosas más tontas y aún sin darnos cuenta y la música es entre tantas y tantas cosas, mates; un lenguaje universal, donde se compagina la emoción con la razón, el discernimiento con los sentimientos. Ufff, no entiendo por qué hay que plantearse estas cosas tan evidentes ¿Verdad?

Un trabajo estupendo como siempre Extractos

Besos

Ignacio Bermejo dijo...

Querida Lola:
Es muy noble por tu parte tener la alta aspiración de cambiar la educación desde la base. Quizás lo deseas por tu afán creativo. Yo ni soy músico (que lo siento) ni profesor (Que aún lo siento más), pero si comparto contigo estas inquietudes, pues estoy convencido de que es en los primeros momentos de nuestras vidas cuando somos capaces de aprender realmente cuanto sabemos. Lo puedo experimentar en mi: cada vez tengo menos capacidad para el aprendizaje.
Un beso.

PD: gracias a ti he aprendido a seguir los blog. (algo es algo) Gracias

lola... dijo...

Gracias a los dos por "mojaros" y dejar escrita vuestra opinión.

Miguel, un placer leerte por aquí. Yo seguiré planteandomelas, creo incluso que independientemente del sistema que exista. En fin, soy una persona llena de dudas.


Ignacio, lo mismo, se te esperaba...y no dejes de aprender, aunque sea a un ritmo más lento. La curiosidad por saber es la que nos va a hacer la vida algo más placentera.

Abrazos a los dos

Alatriste dijo...

Hola compositora.
Vine a darte las gracias por todo lo que haces por mí desde que nos conocemos, aunque sea virtualmente.
Es muy bonito para mí encontrarme con tus palabras de ánimo y con tu apoyo. Sabes que el aprecio es mutuo.
No quiero engañarte, así que no sé si podré estar para la gran cita. Mi vida es muy complicada de un tiempo a esta parte, como bien sabes y no me siento nada bien.
Sea como sea, te deseo la mejor de las suertes y que te vaya genial. Seguro que el triunfo es rotundo. No me cabe duda, pues vales muchísimo.
Ya me contarás.
Un beso muy fuerte y cuídate.

Ñoco Le Bolo dijo...

He pinchado ergo comento...

Todo un señor programa musical que, probablemente, en este país jamás llegará a desarrollarse. Es demasiado ambiciosos pero, ánimo, alguién tien que romper la baraja y repartir cartas de nuevo.

Un Fa sostenido

Paqui dijo...

Gracias por tu apoyo y solidaridad.
Un beso

lola... dijo...

Hola Ramón: Sabes que siento que te encuentres en unos momentos -malotes-. Espero que todo te empiece a ir como mereces.
La "gran cita" espero que se grabe, y también que se grande.
Cuídate y quiérete.
Hasta pronto

lola... dijo...

Ñoco quizás es que me gusta soooñaaar. Pero no cabe duda de que una MEJORA viene muy bien.
Un abrazote


Paqui es terrible que estas cosas sucedan. No tienes que darme las gracias.
Seguiré visitando tu blog.
Un abrazo y ánimo

josecantautor dijo...

Me pareceinteresante lo que escribes, bueno, antes de nada me presento. Llego aqui gracias al blog de mi amigo y compañero Jose Manuel, el rincon de prometeo. Soy profesor de guitarra y lenguaje en una escuela de Educacion musical. No creo que la situacion sea tan mala como la describes, pero si que se percibe una falta de fomento de la musica en los peques. Ya que tienes tanto interes en el tema, te recomiendo un libro base para todos los profes de musica, tanto los que utilizamos la metodologia willems como los que no, se titula "el valor humano en la educacion musical" de Edgar Willems. Es un libro de estudio muy interesante por su profundidad pedagogica y filosofica.
Por cierto, me encante la musica del blog. Saludos.

lola... dijo...

Hola Jose: Te reconozco de haberte leído en los comentarios de Prometeo (que mira por donde me entero que mi -abuelo- se llama Jose Manuel, jeje)
Bueno, darte las gracias por visitarme y dejarme huella impresa de este tema tan -complejo-.
No he querido dar la impresión de que las cosas estan tan mal, no en cuanto al profesorado que se implica en que las cosas vayan bien, o como deben de ir. Tanto en colegios como en conservatorios hay personas que lo hacen posible.
Espero que haya quedado claro que mi opinión negativa es sobre el sistema educativo.
Gracias por la referencia a Willems. Aunque ya conocía este y otros de sus trabajos, a igual que sus métodos de enseñanza del lenguaje, armonía, canto...ay, es que empecé con el y sigo trabajando con muchos de sus principios. Pero viene bien que lo menciones para los lectores que no lo conozcan. !Debería ponerlo en los enlaces!

Gracias de nuevo, ha sido muy grata tu visita

Recibe un abrazo

Pd: me alegra que te guste la música